Jorge Gómez produce una cera vegetal que limpia los vehículos, sin rayarlos y trabaja junto a chicos que estaban en situación de calle en Bahía Blanca.

Por María Fernanda Bevilacqua

Algunas de las actividades que más me gusta fomentar como diputada provincial son los emprendimientos sostenibles, donde detrás del proyecto existe también una conciencia del cuidado necesaria para nuestro medio ambiente.

La historia de Jorge Gómez, quien creó un sistema de lavado de autos sin el uso de agua es un gran ejemplo para estudiar e imitar.

   Acá te cuento su historia.

   Jorge trabajó durante 25 años en Bahía Blanca para un laboratorio de especialidades medicinales. Cuando se jubiló en 2008 sintió que tenía una semilla por germinar y un sueño por hacer realidad.

   Investigó, probó y se largó. Así surgió “Serven Wash”, un emprendimiento que actualmente es su principal fuente laboral y la de muchos chicos que estaban en situación de calle en la ciudad.

   “Se trata de una pequeña empresa que se dedica a lavar autos pero no es un lavadero tradicional ya que gracias a nuestro sistema nosotros limpiamos los vehículos sin utilizar agua”, explicó Jorge.

   “Para los chicos es una posibilidad de insertarse laboralmente y crecer”.

   —¿Cómo surgió la iniciativa?

   —Como era usuario de los servicios de la ruta para el auto veía que generalmente no hacían las cosas bien o por lo menos a mí no me convencían. Empecé a estudiarlos y veía que había muchos métodos para cambiar. Entonces me pregunté ¿por qué no intentar mejorar lo que ya existe?

Despacito empecé con los lavados sin agua y ahí sigo, perfeccionando detalles. Haciendo de este emprendimiento algo 100% ecológico y brindando la oportunidad a que jóvenes que no encontraban trabajo, tengan un oficio donde crecer.

   Trabajan de lunes a viernes y los sábado hasta el mediodía realizando un promedio de 20 lavados por día.

   “Trato de contagiar a los ocho chicos que hoy forman parte de “Serven Wash” de que con esto no se van a llenar de plata pero sí van a estar tranquilos porque siempre hay un auto para lavar”.

   —¿Cuál es la reacción de los clientes?

   —Lo primero que temen es que les rayemos el auto porque desde que se crearon los autos, siempre vimos que hay que tirarles agua para lavarlos. Si bien en los últimos años aparecieron otros sistemas como espumas, detergentes o máquinas, todos utilizan agua. En “Serven Wash” no lo hacemos y eso es lo que sigue sorprendiendo. Ahora podes tener tu auto limpio sin llevarlo al lavadero y sin tener que esperar a un día de sol para que se te seque y luego no se te manche.”

   Otro de los beneficios de “Serven Wash” es que te ofrecen lavar tu auto donde esté, ya sea en un garaje o en la puerta de tu trabajo. De esa forma, aparte de práctico para el propietario, tampoco incrementa la huella de carbono de llevar el coche a un lavadero y tenerlo encendido cuando hay que esperar.

La cera mágica

   Jorge prepara la cera de origen vegetal en el Parque Industrial de Bahía Blanca.

   Él lleva la materia prima y un empresa especializada en productos de limpieza le elabora el líquido (que no tiene olor ni color) para seis meses.

   Luego lo fracciona en su casa: “Con un litro de cera lavamos 9 autos”.

   “Durante el primer año de prueba descubrimos que, en distintas proporciones, la cera tiene predilección por los polímeros de la pintura. Entonces al ser atraído por la pintura no raya. Tenga la suciedad que tenga. Rocío el auto con nuestra cera parte por parte. Paso un paño de microfibra húmedo, saco las manchas y con otro paño de microfibra seco le doy brillo”, nos contaba Jorge con ese cuidado y dedicación que le pone a su emprendimiento.

Un deseo a futuro

   “Aunque lo intento diariamente, me gustaría que la gente entienda la importancia de no desperdiciar el agua y aún más para lavar un auto”.

   Jorge busca que en Bahía Blanca los camiones o autos municipales sean limpiados sin gastar litros de agua como un ejemplo para la sociedad.

   “Cuesta llegar, cuesta que te escuchen pero quienes sí lo hacen hoy son los jóvenes que ya viven con mucha más conciencia del cuidado medioambiental”, remarcó.

   “Cuando participé del programa “Ahora Emprende” yo ya venía trabajando en este proyecto pero estaba falto de algunas herramientas para avanzar y Fernanda junto a su equipo me asesoraron en el manejo de redes sociales y de nuestra web de forma que mejoremos nuestra franquicia para ofrecerla y venderla”.

   Actualmente ya hay dos franquicias de “Serven Wash” en Neuquén.

   Para Jorge el trabajo de un emprendedor es levantarse cada mañana y pensar cómo se puede mejorar la idea que se tuvo.

   “Ahora estamos probando técnicas para reducir el tiempo de lavado. Bajamos a una hora de servicio y buscamos la vuelta para hacerlo en 45 minutos”, explicó entre risas diciendo que de a poco lo están logrando.

   Si querés usar el servicio de “Serven Wash” podés comunicarte al número 2916416877 o contactarlos por Facebook o Instagram y reservar un turno.

Consumo consciente y objetivos de Desarrollo Sostenible

   La Agenda 2030 de las Naciones Unidas ha definido 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con 169 metas aprobadas por 193 países miembros de la ONU.

   Los ODS abordan problemas centrales de la humanidad, desde la eliminación de la pobreza hasta el combate al cambio climático, la igualdad de género, la educación y el diseño de núcleos poblacionales.

   Cada Estado debe adaptarlo a su realidad y necesidades. Por ejemplo en Argentina las jurisdicciones provinciales o municipales que adhieren a los ODS tienen sus propios objetivos.

   ¿Cuáles son?

1. Fin de la pobreza.

2. Hambre cero.

3. Salud  y bienestar.

4. Educación de calidad.

5. Igualdad de género.

6. Agua limpia y saneamiento.

7. Energía asequible y no contaminante.

8. Trabajo decente y crecimiento económico.

9. Industria, innovación e infraestructura.

10. Reducción de las desigualdades.

11. Ciudades y comunidades sostenibles.

12. Producción y consumo responsables.

13. Acción por el clima.

14. Vida submarina.

15. Vida de ecosistemas terrestres.

16. Paz, justicia e instituciones sólidas.

17. Alianzas para lograr los objetivos.

   Y esta vez nos centramos en el ODS 11: Ciudades y comunidades sostenibles.

   Visibilizar ejemplos de emprendimientos que impulsan el uso eficiente de los recursos y la energía, la utilización de procesos e infraestructura que no dañen el medioambiente y la creación de empleos remunerados que se enfocan en la inclusión social, sensibiliza a los consumidores en prácticas que se traducen en una mejor calidad de vida para todos.

   Estos proyectos de triple impacto apalancan una dinámica sistémica que crea ganancias netas de las actividades económicas a través de la reducción del uso de recursos y la disminución de la contaminación ambiental al mismo tiempo que suman valor a la vida de la comunidad.

Agua

—Menos del 3 % del agua del mundo es potable.

—El ser humano está contaminando el agua a una velocidad mayor de la que la naturaleza puede reciclar y purificar en ríos y arroyos.

—Más de 1.000 millones de personas no tienen acceso al agua potable en el planeta.

—El uso excesivo del agua contribuye a la escasez del agua mundial. (Fuente: ONU Sustainable Development)