Melisa Liberti es bahiense y emprendió su marca de ropa para niños: sin encasillar colores y conservando el lenguaje de los más chiquitos. 

Por Maria Fernanda Bevilacqua

Desde que asumí como diputada provincial quise dar voz y fortalecer la tarea de los emprendedores. Por eso desarrollamos el programa Ahora Emprende, como una herramienta que fomenta, capacita y asesora a cada emprendedor del sur de la provincia.

   Con Ahora Emprende recorrimos las localidades de la región y en Bahía Blanca conocí a Melisa. Acá te cuento su historia.

   Cuando Melisa fue a comprarle ropa a su sobrino Ramiro, después de dar muchas vueltas, se dio cuenta que el mercado no ofrecía ningún diseño con los patrones de moda infantil.

   “Mucho rosa y celeste, o el otro extremo… diseños de adultos en tamaño de niños”.

   Melisa Liberti decidió emprender Kido, ropa pensada para los más chiquitos: sin encasillar colores y que conserve el lenguaje de los niños.

   Bahiense y diseñadora gráfica, eligió ser emprendedora.

¿Qué buscás transmitir con tu emprendimiento?

   —Kido nació en 2016, con la idea de ser una marca que fomente la creatividad y la singularidad de sus prendas mediante diseños lúdicos que, capturando la mirada curiosa de padres e hijos, los transporte a peculiares universos. 

   ¿Cómo es el proceso de trabajo?

   —Primero planteo la temática e investigo. Luego armo un mood board (collage de telas, colores, texturas y bocetos que sirvan de inspiración) que me ayuda a encontrar la historia que quiero contar (cuál es su universo, que siente, etc). Realizo los dibujos y armo los estampados. 

   En paralelo ubico los textiles en un mockup (fotomontaje que permita ver cómo va a quedar el diseño) de las prendas que quiero realizar para probar como quedaría el producto final. Envío a imprimir las muestras de tela para conseguir la escala y el color que quiero. Finalmente se pasa a moldería y si está lista la primera muestra lo mando a producir. Cuando está en marcha, preparo la producción de fotos de la campaña y por último organizo la tienda online. 

    ¿Cómo es la tarea de emprender?

   —La tarea de emprender es una inyección de adrenalina, es estar dispuesto a medir y tomar riesgos constantemente. Pero lo que más cuesta es asumir una perspectiva de largo plazo. 

   Si bien el proyecto empezó siendo para niños, Melisa planea incorporar ropa de mujer para la próxima temporada.

 ¿Qué recomendación le harías a alguien que quiere emprender?

   —A quienes quieran emprender les recomendaría que disfruten los procesos, que confíen en su instinto y que lo mejor que les puede pasar es equivocarse. El método “prueba y error” es el condimento necesario para conseguir los resultados más innovadores. Por otro lado, al comprender que no hay una sola forma de hacer las cosas uno deja su impronta.

   ¿Dónde podemos encontrar los productos? 

   -Página web: www.kido.com.ar
   -Instagram: @kido.com.ar 
   -Facebook: @kido.com.ar

   ¿Qué destacás del programa Ahora Emprende? 

   —Conocí el programa “Ahora Emprende” cuando ya estaba en un estadio bastante avanzado de mi emprendimiento, por lo cual, encontrarme con este asesoramiento significó revisar algunos puntos para mejorar el desarrollo de mi proyecto.

Emprender: un desafío que trasciende al producto o servicio que dio origen al proyecto

Emprender es diseñar el negocio capaz de introducir en el mercado el producto o servicio desarrollado, lograr que crezca y sobreviva.

El emprendedor se diferencia de un artesano o un artista porque se propone desarrollar una estructura y una dinámica que trascienden el producto o el servicio que dieron origen al proyecto. Cuando un emprendedor decide lanzarse a construir su propio sueño, enfrenta el desafío de sostener con perseverancia y optimismo la tensión de sumergirse en tareas de producción, administración, manejo de proveedores, comercialización, marketing, ventas, distribución, mercado, finanzas, logística, operaciones, comunicación y relacionamiento significativo con el ecosistema emprendedor de la región. 

   La toma de decisiones, tanto estratégicas como operativas, será moneda corriente en su día a día.

   Recursos para emprender

   Cuando hablamos de los recursos necesarios para emprender, se nos viene a la mente inmediatamente el dinero. Sin embargo, no es el único recurso necesario, y muchas veces ni siquiera el más importante.

   1. Capital Institucional

   Incluimos en esta categoría a todas las instituciones y organizaciones que promueven y estimulan el desarrollo de proyectos comerciales. Pueden ser organismos estatales, Ministerios, Secretarías y Subsecretarías de desarrollo y producción, programas de entidades financieras, ONG, Asociaciones civiles, Ferias, Exposiciones, Cámaras de comercio, Incubadoras, Universidades, Aceleradoras, Cooperativas, Inta, Inti, Corfo, CFI, entre otros. Estas organizaciones conforman el ecosistema emprendedor y acercan redes de contactos, asistencia técnica, capacitación, contención. Construir un Capital Institucional sólido es una forma económica de acceder rápidamente a contactos, conocimiento, clientes y alianzas.

   2. Capital Humano

   Es el equipo de personas que participan directa o indirectamente en nuestro emprendimiento. Son nuestro activo más valioso. Tanto si se trata de empleados como de personas que participan en tareas tercerizadas o proveedores, son nuestros socios estratégicos y constituyen un factor competitivo clave. Forma parte de la tarea del emprendedor generar la confianza, el compromiso y la integración de todos quienes intervienen en la cadena de valor de nuestro proyecto.

    3. Capital Social

   Se construye en base a la confianza que promueve la vinculación con redes institucionales o con personas, clave para el crecimiento del emprendimiento (ej.: podría ser el vínculo con quien preside la Cámara de Comercio local). Hay más oportunidades si construimos estas redes de manera activa.

   4. Capital Financiero

   Comenzamos con la búsqueda del capital inicial para el desarrollo del prototipo, la compra de materia prima, equipos, instalaciones, registros, patentes, certificaciones, participación en Ferias y concursos, etc. Para cada etapa del proyecto necesitamos capital financiero. En los últimos años las entidades financieras, tanto estatales como privadas han desarrollado programas de financiamiento y subsidios para emprendedores y PYME: Nación Emprende (Banco Nación), Banco Provincia de Buenos Aires, ministerios nacionales, provinciales y organismos municipales.